Osteopatía y bebés

El nacimiento es un acontecimiento especial para la familia. Sin embargo no todo nacimiento transcurre tal como la madre y el mismo niño lo hubieran deseado. Algunas veces surgen complicaciones que afectan el feliz acontecimiento.

El osteópata evalúa en cada uno de sus tratamientos la cabeza del paciente, debido a que la movilidad de los huesos del cráneo y de la circulacion de los líquidos muestran el estado de salud.

Dado que la cabeza está expuesta, durante el embarazo y especialmente durante el parto, a grandes fuerzas se comprende fácilmente que en esos procesos haya peligros para la movilidad de los huesos del cráneo. A través de maniobras no naturales que ejercen fuerte presión (por ejemplo fórceps, vacuum etc.) pueden comprimirse los huesos y con ello puede producirse una disminución de la movilidad. Estos movimientos, si bien son micro-movimientos, pueden sin embargo, resultar decisivos para las condiciones de presión del cráneo y para el desarrollo sano del sistema nervioso y del niño en general.

Posibles dificultades del parto

  • Parto prematuro.
  • Interrupción del proceso – el bebé queda atrapado en la pelvis materna.
  • Nacimiento con fórceps o con vacuum.
  • Cesárea.
  • Parto múltiple.
  • Tamaño del bebé en relación a la pelvis de la madre.